Inicio ExpertosEnLogistica Logística, retos y oportunidades, ¿Hacia dónde debe ir Barranquilla?

Logística, retos y oportunidades, ¿Hacia dónde debe ir Barranquilla?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Un destino con vocación portuaria y exportadora, como lo es Barranquilla, tiene indudables ventajas para el comercio exterior. Sin embargo, también es innegable que siempre hay retos que superar, que permiten visualizar oportunidades de mejora para beneficio del comercio exterior, los actores de la cadena logística y, en últimas, de una ciudad y de un país que progresan.

Un ejemplo de ello es la pandemia por COVID-19, que impactó al aparato económico mundial sin distinción, algo que no fue ajeno a la actividad portuaria. Por ejemplo, la Asociación de Puertos del Atlántico (Asoportuaria) reportó una disminución del 0,5% en el movimiento de carga hacia los terminales de la capital del Atlántico en los primeros ocho meses del 2020, frente al período enero-agosto de 2019.

Si bien es una cifra negativa –que incluye el efecto de la sedimentación que afecta el calado del canal de acceso portuario en el río Magdalena– es un resultado favorable en el contexto de una crisis económica global, que fue sentido en el movimiento local de carga con más fuerza entre mayo y julio de 2020 y se evidenció en una disminución del comercio de acero, carga en contenedores e hidrocarburos.

En medio de todo, la crisis deja lecciones: “La pandemia le va a dejar al sector portuario la eliminación de trámites innecesarios, a hacer lo mismo con menos personas. También la aceleración en los procesos de digitalización y a utilizar la inteligencia para que ayude a impulsar y facilitar los procesos”, manifestó Lucas Ariza, director de Asoportuaria.

Otro diagnóstico tiene que ver con el total de la carga movilizada en los primeros ocho meses de 2020, alrededor de 7,49 millones de toneladas. De allí, 63% fueron importaciones, mientras las exportaciones representaron 31%, algo que va más allá de la situación por el coronavirus. “Hay un rezago en el país, lo cual resta competitividad a los exportadores” en materia de logística y de trámites, dijo Ariza.

Añadió que las autoridades locales trabajan ya de la mano con el gobierno central, dado que han “identificado esta problemática, y a partir del Conpes de Política Logística de 2020, ha planteado unas estrategias para reducir la brecha logística y poder disminuir significativamente los costos y tiempos asociados con el comercio exterior”.

Sobre el camino que debe tomar Barranquilla, Ariza declaró que la ciudad “cuenta con una infraestructura portuaria y logística suficiente, con espacios cercanos para crecer en almacenamientos, zonas francas y centros de distribución, además de una oferta educativa apropiada para capacitar la mano de obra. Más importante aún: desde hace más de 10 años ha mostrado una articulación entre el sector público y privado”.

Para ello, la ciudad “debe tomar el liderazgo en materia logística, desarrollando más aún el sector, que sirva como punta de lanza de las exportaciones e importaciones, transformación de materias primas hacia productos terminados, desarrollo de agroindustria, y atraer inversión extranjera y el ‘nearshoring’”.

Por supuesto, parte de los retos pasan por la situación en el canal de acceso. La nueva APP del río Magdalena, que está en etapa de precalificación en la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y que cuenta con el acompañamiento del BID y el Banco Mundial, buscará garantizar la navegabilidad del afluente en 668 km, con una inversión del Gobierno nacional de 1,39 billones de pesos. Entretanto, hay un plan de dragados emprendido por Cormagdalena.

Mientras tanto, el encargado de la Oficina de asuntos portuarios de la Alcaldía de Barranquilla, José Curvelo, afirmó que la actividad portuaria ha sido la encargada de sostener el dinamismo de la ciudad durante la pandemia:

“Nosotros en este momento hemos dado un paso agigantado. Los puertos en Barranquilla no han parado un minuto, y han sido el soporte de la ciudad durante esta pandemia, dada la entrada de suministro y abastecimiento. Adicional a esto, Barranquilla, según el Financial Times, es la décima ciudad más atractiva del mundo para la inversión extranjera”, aseguró el funcionario.

También adelantó parte de las proyecciones de la ciudad en materia portuaria, con base en los datos que dan cuenta del éxito comercial por el que viene atravesando la ciudad en los años recientes. “Próximamente vendrá el primer crucero. Contamos con acceso a la principal arteria fluvial del país, y viene gente en busca de los temas de dragado”, expuso.

Por último, habló del renacimiento de la industria offshore que permitirá una inversión cercana a los 1,3 billones de dólares, a lo cual añadió que “el 80% del éxito de estas plataformas depende del trabajo en tierra. El sector portuario y su cadena logística le entregan 17.600 empleos directos a la ciudad”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]